¿Qué hacer si soy detenido por conducir en estado de ebriedad en Nueva York?

Entre los cargos criminales más comunes en el estado de Nueva York es el cargo de manejar tomado.  A todo el mundo le gusta ser de buen ánimo en las fiestas y reuniones familiares, pero ten presente que los policías están muy vigilentes para choferes ebrios.  Si estás tomando alcohol, la regla más fácil es – no manejes después de tomar.

El nivel de alcohól ilegal es el .08% de concentración de alcohol en la sangre.  ¿Cuánto es el .08%?  Para un hombre “normal” de 180 libras y 5’ 10” de altura, el .08% se alcanza con cuatro cervezas dentro de una hora.  Si tomas más – o pesas menos – el nivel será más alto.  Por lo tanto, no necesitas tomar mucho para alcanzar y superar el nivel de alcohol prohibido en este estado.

Los inmigrantes son blancos fáciles para los policias de patrulla porque muchas veces no hablan bien el inglés y no entienden sus derechos bajo la ley.  Sin embargo, hay algunos pasos que puedes tomar para evitar que la situación se empeore.  A ver…

MANEJA UN CARRO QUE TENGA SEGURO Y REGISTRACIÓN VIGENTE. 

Esto parece obvio, pero hay muchos que manejan carros prestados que no tienen seguro vigente, o inspección corriente, o peor, con algun documento falsificado.  Si vas a manejar después de tomar, por lo menos maneja un carro que tenga sus documentos en orden.

NO DISCUTAS CON EL POLICIA QUE TE PARÓ. 

Otra vez, debería ser obvio, pero más te vale cerrar la boca y ser amable que tratar de discutir con los policias.  Sí, es posible que el policia te paró porque es racista y solo te está buscando problemas sin razón, pero el discutir no te va a ayudar, y no va a mejorar la actitud del policia.  Sea amable y cooperativo, pero no hables demasiado.  Esto me lleva al tercer punto: 

HABLA TAN POCO COMO SEA POSIBLE. 

Recuerda, el policía está tratando de reunir pruebas para usar en tu contra. Cuanto menos digas, mejor estarás. También no olerás tanto de alcohol si no estás hablando.

NO CONFESES. 

Tan pronto como te detengan, el policía te preguntará si has estado bebiendo. ¿Por qué te está preguntando esto? ¿Para ayudarlo a conocerte y ser tu amigo?  Claro que no.  Él (o ella) solo está buscando pruebas para usar en tu contra. ¡NO CONFESES que ha estado bebiendo alcohol!  Tu puedes disculparte y decir que no vas a dar ninguna declaración. Punto. De hecho, el gol es no decirle nada al policía para que el policía no te pueda acusar de conversación ebria o confusa, u oliente de alcohol.  Si puedes, mantén la boca cerrada y no digas nada.  Lo que no dices no puede hacerte daño.

NO TE SOMETES A NINGUNA PRUEBA DE SOBRIEDAD DE CALLE. 

Estas pruebas (pararse en una pierna, recitar el alfabeto, mirar el bolígrafo) no son obligatorias bajo la ley, aunque el policía puede intentar asustarte para que las tomes. Solo sacude tu cabeza y rehúsate tomarlos. Nadie pasa nunca estas pruebas, y una vez más, no se usan para ver si estás sobrio. Sólo se están utilizando para tener más razones para arrestarte y mostrar lo borracho que estabas. Sé amable, pero rechaza las pruebas. Cuanta menos evidencia tenga que usar el oficial de policía contra ti, mejor.

SÍ, TOMA LA PRUEBA DE RESPIRACION. 

Aunque bajo la ley no tienes que tomar las pruebas de sobriedad de calle, sí tienes que tomar la prueba de respiro.  Bajo la ley del estado de Nueva York, tu licencia será suspendida automáticamente por un año si te rehúsas tomar el examen. (Por lo general, hay dos pruebas, una tomada en el momento de la parada y otra en la estación de policía). La única razón para negarse a tomar esta prueba sería si estaba muy ebrio y está seguro de que su contenido de alcohol en el aliento (BAC) será súper alto y no te importe perder tu licencia por un año. Si ese no es el caso, entonces debería tomar la prueba de aliento.

DIGA AL OFICIAL QUE QUIERES HABLAR CON UN ABOGADO.

Estas son palabras mágicas que te pueden ayudar a evitar más preguntas de los oficiales de policía. Conforme a la ley constitucional del estado de Nueva York, no se le puede seguir cuestionando una vez que hayas solicitado un abogado. Aquí están las palabras:  “Quiero hablar con un abogado y no quiero hablar más con ustedes.  Quizás quieres ensayar las palabras varias veces para practicar. Pueden ser útiles.