¿Estás pensando en solicitar la bancarrota? Esta guía te ayuda a estar preparado para tu caso de bancarrota y no tener problemas.

Si ya has analizado todas tus opciones y la decisión que tomaste es que vas a aplicar por la bancarrota capítulo 7 o la bancarrota capítulo 13, los primero que debemos hacer es colectar todos los documentos que debemos presentar con nuestro caso:

  • Copias de tus talones de cheques, pagos de tu empleador. Tu abogado de bancarrota te va a pedir que reúnas los talones de cheques con los pagos que has recibido durante los últimos 6 meses, en caso de no tenerlos a la mano puedes hacer una solicitud a tu empleador y el mismo puede proporcionarte una copia con esta información. En caso de ser un trabajador por cuenta propia o pequeña empresa y no recibir cheques regulares una copia de tus cuentas de banco que muestre los depósitos que has hecho durante los últimos meses.
  • Habla con tu contador para que presente tu declaración de impuestos de los años que estés atrasado.  No importa si al archivar tu declaración de impuestos con el IRS aún no tienes el dinero para pagar los que debes o si necesitar hacer arreglos para hacer un plan de pagos con el IRL. Lo importante es que tengas tus declaraciones de impuestos vigente. Si no tienes declaraciones de impuestos atrasadas o no debiste hacerla porque no ganaste lo suficiente entonces no debes de preocuparte por esto.
  • Imprime reportes de tus estados de cuentas bancarias y otras instituciones financieras.  Es importante que tengamos a la mano una copia de todas los estados de cuenta bancaria por cada cuenta y banco que tienes, cuentas de cheques y de ahorro, no te preocupes porque esto no quiere decir que te van a quitar tus fondos pero es muy importante ser honestos y mostrar está información tal y como es para evitar que tu petición de bancarrota no sea aprobada. Así mismo debes reunir los estados de cuenta de tarjetas de crédito, póliza de seguro de vida, préstamos de negocio, personales o de carro, 401 (K), etc.
  • Obtén un reporte con tus deudas al IRS en caso que debas impuestos atrasados. En algunos casos las deudas de impuestos pueden ser descargables, tu abogado de bancarrota puede ayudarte a determinarlo cuando estén preparando tu caso. Solicita una transcripción de tus cuentas de impuestos con el IRS para los años en que debes dinero y aún no has terminado de pagar.
  • Dueños de pequeños negocios y contratistas deben preparar un reporte de gastos e ingresos. En ocasiones los dueños de pequeños negocios y contratistas no reciben un cheque regular de un centro de trabajo sino que reciben pagos por cheque y por efectivo al completar cada trabajo. El oficial de bancarrota o fideicomisario que trabajará en tu caso pedirá que se presenten los reportes mensuales de gastos e ingresos del negocio para determinar su calificación para la bancarrota.
  • Dueño de bienes raíces deben obtener un presupuestos del valor de la vivienda.  Ya sea que tu abogado te aconseje presentar la bancarrota del Capítulo 7 o Capítulo 13, si eres propietario de una vivienda deberás un presupuesto hecho dentro de los últimos 6 meses que muestre el valor actual de tu casa.
  • Informe de título para tu propiedad.  En caso de que haya gravámenes de juicio (“Abstracts of Judgment” en Inglés) adjunto a tu propiedad estos no son descargados automáticamente con la bancarrota a menos que se haga una solicitud extraordinaria. Las personas que titulares de bienes raíces a veces ni siquiera saben que han sido demandados y es importante que obtengan este informe para estar bien preparados para su bancarrota.

Ahora, para estar bien preparados es importante conocer que cosas no debes hacer antes de declararte en bancarrota

  • No contraer nuevas deudas antes de declararte en bancarrota!  Una vez que te hayas reunido con un abogado de bancarrota o con un asesor financiero y determinen que la bancarrota es la mejor solución para tu situación financiera entonces es importante que no contraigas nuevas deudas, contrario a lo que piensa mucha gente, si aún te queda crédito en las tarjetas eso no quiere decir que puedes ir y gastarlo porque tu acreedores pueden ver esto como un fraude y usarlo en tu contra para evitar que puedas descargar todas tus deudas.
  • No esconder ni desahacerse de bienes!  Cuando preparas tu declaración de bancarrota debes hacer un listado de todos tus activos, debes ser muy sincero y poner todos tus bienes aquí, no esconder nada sin importar dónde se encuentran tus bienes  ya que de ocultar algo esto se considera una felonía y no solo estas poniendo en juego la descarga de tus deudas sino también tu libertad.
  • No regalar ni transferir activos!  Esto es algo que comúnmente las personas piensan en hacer por miedo a perder sus pertenencias de valor durante el proceso de bancarrota, desafortunadamente todas las transferencias o regalos de valor en el perído de 2 años previos a la bancarrota están sujetos a escrutinio por un fideicomisario y le pudiera traer problemas. Tenga en cuanta que aunque solicite la bancarrota capítulo 7 o capítulo 13 esto no quiere decir que usted va a perder todos sus bienes, las leyes federales así como las leyes estatales establecen ciertas categorías de bienes que son exentas del proceso de bancarrota y que por tanto no se pierden.
  • No pagar deudas a un socio de negocio o un familiar!  Evita pagar una cantidad importante de dinero a algún socio de negocios o a algún familiar durante un período de tiempo de 1 año previo a declararte en bancarrota. En un Capítulo 7 el fideicomisario puede exigir que tu socio o familiar devuelva ese dinero. En un Capítulo 13 es muy probable que esto traiga como consecuencia que tengas que pagar una mayor cantidad en tu plan mensual.
  • No retirar los fondos de tu cuenta de 401(K) u otra cuenta de jubilación! Si tu abogado te recomienda presentar una bancarrota Capítulo 7, algunos de tus activos puedes estar sujetos a ser embargados por el fideicomisario pero no tus fondos en un 401(k) o IRA, estos son los activos más protegidos en una bancarrota. Si sacaras estos fondos antes de aplicar por la bancarrota los estarías poniendo en riesgo.