Demandas por Alergias Alimentarias

enfermo

¿Qué es Alergia Alimentaria? 

Una alergia alimentaria es una reacción negativa al consumo de ciertos alimentos. Gran parte de la población sufre de algún tipo de alergia alimentaria, que puede estar presente desde el nacimiento o desarrollarse con el tiempo. No todas las personas tienen alergias alimentarias; en los casos que sí las haya, cada tipo de alergia individual puede ser diferente de la siguiente. Algunos tipos de alimentos a los que las personas suelen ser alérgicas incluyen:

  • Productos lácteos;
  • Mariscos u otros tipos de frutos del mar;
  • Nueces (especialmente cacahuetes);
  • Productos de trigo; y
  • Varios otros tipos de comida.

Los síntomas de alergia alimentaria también son diversos y pueden incluir: trastornos digestivos, erupciones cutáneas, dificultad para respirar o tragar, hinchazón en la cara y otros síntomas similares a los casos de intoxicación alimentaria.

¿Qué son las Demandas por Alergias Alimentarias?

Se pueden entablar demandas por alergia alimentaria si una de las partes sufre lesiones debido a una alergia alimentaria. Este tipo de reclamos generalmente involucra un servicio negligente o la preparación de alimentos. Un error común es cuando a un cliente o consumidor se le sirve un plato de comida equivocado que contiene un alimento al que es alérgico.

Diferentes partes pueden ser responsables por lesiones en una demanda por alergia alimentaria. Estos pueden incluir:

  • Trabajadores y propietarios de restaurantes;
  • Personal del hospital;
  • Personal de cocina en hogares de cuidado u hogares de ancianos;
  • Personal de alimentos en aerolíneas o cruceros; y/o
  • Otras empresas o restaurantes de servicio de alimentos.

Básicamente, cualquier compañía, empresa o institución tiene el deber de tomar medidas razonables para garantizar que las personas con alergias a los alimentos no se vean agravadas por los alimentos que se les sirven.

Por otro lado, las personas que sí tienen algún tipo de alergia alimentaria también deben informar a dichos establecimientos de cualquier alergia alimentaria que puedan tener. Si contribuyeron a su propia reacción alérgica, se les puede impedir recibir una indemnización por daños y perjuicios en un juicio.

Alternativamente, su adjudicación puede reducirse según el grado de su propia negligencia (también conocida como “negligencia contributiva” en algunas jurisdicciones).

Muchas demandas por alergia alimentaria a veces se basan en una teoría de la ley de defectos de productos. Un problema legal común aquí es cuando el fabricante no incluye las advertencias adecuadas con respecto a las alergias. Esto puede llevar a una demanda de defecto de etiqueta de advertencia.

¿Cuáles son los recursos legales para las lesiones por alergia a los alimentos?

Los remedios legales para las lesiones por alergia alimentaria generalmente incluyen una indemnización por daños y perjuicios para ayudar a la persona lesionada a cubrir los gastos a los que incurrió (incluidas las facturas del hospital, los gastos médicos, los honorarios del tribunal y otros costos, como la pérdida de salarios).

En algunos casos, puede ser necesario que se le requiera al establecimiento responsable ajustar sus políticas y prácticas de servicio de alimentos. También pueden producirse retiros de productos, especialmente productos defectuosos o que tienen deficiencias con sus etiquetas.