Demanda por daños por Dolor y Sufrimiento

¿Qué son Daños por Dolor y Sufrimiento?

Los daños por dolor y sufrimiento se refieren a un laudo otorgado por el tribunal al demandante por dolor físico y/o emocional debido a una lesión, enfermedad o pérdida. Estos daños no son lo mismo que los daños compensatorios, que reembolsan al demandante financieramente, sino que están destinados a ayudar al demandante con el dolor causado por el acusado.

¿Cuáles son Algunos Ejemplos de Dolor y Sufrimiento?

El tribunal puede otorgar daños por dolor y sufrimiento a una variedad de padecimientos. En general, si un demandante ha sufrido daños como resultado de la conducta del acusado, el tribunal analizará la correlación entre las acciones del acusado y las lesiones del demandante.

Las instancias comunes en las que a menudo se otorgan daños incluyen:

  • Trauma emocional, que incluye el trastorno de estrés postraumático (TEPT) y la depresión.
  • Lesión corporal y sus efectos duraderos.
  • Dolor por la muerte de un ser querido.
  • Limitación de actividades personales.
  • Potencial acortamiento de la vida.

El dolor fantasma también puede otorgarse en un caso de daños por dolor y sufrimiento. Esto generalmente ocurre como resultado de la amputación quirúrgica, en la que el paciente aún experimenta dolor o malestar en el área donde se extrajo la parte del cuerpo.

Si un demandado ha causado el dolor fantasma del demandante, puede ser responsable de los costos de rehabilitación adicionales, recetas y otras facturas médicas asociadas con la amputación.

¿Cuándo Tengo Derecho a Daños por Dolor y Sufrimiento?

Si se ha lesionado y está experimentando dolor y sufrimiento, puede obtener daños presentando el laudo inmediatamente en su demanda inicial. Tan pronto como tenga conocimiento de un trauma físico o mental, consulte con su abogado especializado en lesiones personales para tomar medidas inmediatas.

Algunas instancias de dolor y sufrimiento ocurren al cabo de un tiempo, pero un demandante aún puede ser elegible para daños y perjuicios, siempre y cuando inicie su demanda dentro del tiempo permitido por la ley en su estado. Los siguientes son factores que la corte considerará antes de otorgar daños y perjuicios:

  • Evidencia que respalda los reclamos del demandante.
  • El tipo de lesión, duración y gravedad del dolor.
  • Condiciones preexistentes del demandante.
  • El efecto de la lesión en el disfrute de la vida del demandante.
  • Problemas futuros que puedan surgir en relación con las lesiones.

¿Cuánto Puedo Recuperar por el Dolor y Sufrimiento?

La ley federal y la Constitución no limitan los daños por dolor y sufrimiento, pero muchos estados han limitado la cantidad de las indemnizaciones de alguna forma. Por ejemplo, algunos estados restringen la indemnización a 3 veces el monto de los daños reales, mientras que otros pueden limitar la indemnización de $250,000 a $875,000. Su abogado de lesiones personales puede aconsejarle sobre a cuánto puede tener derecho, de acuerdo con las regulaciones de su estado.

¿Cómo Se Prueba el Dolor y el Sufrimiento?

En sí mismo, el dolor y el sufrimiento de un individuo pueden ser subjetivos y muy difíciles de probar. Médicos expertos son testigos típicos en estos casos, y el tribunal toma en consideración otros factores en su análisis, que incluyen:

  • El alcance de la lesión, así como el diagnóstico y pronóstico médico.
  • Periodo de tiempo que los síntomas se han estado presentando.
  • Limitaciones físicas o mentales en la vida diaria del demandante (por ejemplo, trabajo, escuela, tareas cotidianas).
  • Informes de otras personas con heridas similares, y la extensión de su dolor y sufrimiento reportados.

¿Qué son los acuerdos legales en casos de Dolor y Sufrimiento y Pueden Ser Impugnados?

Los arreglos por lesiones personales son un método rentable de mantenerse fuera del tribunal por ambas partes que llegan a un acuerdo mutuamente vinculante. Dado que el dolor y el sufrimiento pueden ser difíciles de medir y un tema muy discutible, muchos casos se resuelven antes de que se pongan frente a un juez.

Dado que este tipo de acuerdo suele ser jurídicamente vinculante, no puede ser disputado a menos que surjan nuevos hechos que podrían cambiar el análisis legal y la situación del caso. Si ambas partes pueden acordar nuevas modificaciones, pueden modificar el acuerdo. Si no se llega a un acuerdo, es posible que deba presentarse ante el tribunal.