¿Cómo obtener la custodia exclusiva de los hijos?

Si desea conseguir la custodia exclusiva de sus hijos comience por conocer el significado de los términos que se utilizan en el proceso legal. Sepa también que la ley está pensada para proteger el interés del menor y no para buscar igualdad entre los progenitores.  

Diferencia entre custodia exclusiva y custodia conjunta

Para iniciar una demanda por conseguir la custodia exclusiva de los hijos es necesario entender lo que eso significa. En primer lugar debe tener claro que la custodia exclusiva implica la custodia legal y física del o de la menor, mientras que la custodia conjunta no incluye ambos aspectos necesariamente. Cuando el tribunal otorga la custodia exclusiva, asigna la custodia legal y física a uno de los dos padres. En cambio la custodia compartida puede referirse solo a la custodia legal, o solo a la custodia física, o a  ambas, en dependencia de lo que los padres deseen. En otras palabras, los padres que comparten la custodia de un hijo (a) solo pueden compartir la custodia legal, lo que significa que comparten igualmente la responsabilidad de tomar decisiones legales importantes en nombre del niño (a). Técnicamente es posible que los padres compartan la custodia legal pero no la custodia física. Por eso es importante entender bien cada término.

Custodia exclusiva

Por lo general, la custodia exclusiva incluye tanto la custodia legal como la física y también se le denomina “custodia completa”. Esta custodia implica que el menor va a convivir de forma habitual con uno de los dos padres. Es el tipo de custodia de los hijos que la mayoría de los padres trata de obtener cuando van a la corte. De este modo uno de los padres es considerado el padre con custodia, mientras que al otro progenitor generalmente se le otorgan derechos de visita. Las visitas serán flexibles o restringidas en dependencia de la vida que lleve el progenitor. El tribunal tendrá en cuenta en el momento de tomar la decisión, si es conveniente o no para el menor conceder los derechos de visita.

Custodia compartida

La custodia compartida les da derecho a ambos padres de alternar  la custodia de los hijos durante un período de tiempo determinado. Existen dos tipos de custodia compartida, una con cambio de vivienda y la otra sin cambio de vivienda. La primera significa que cada progenitor vive en una casa diferente y el (la) menor se traslada de un domicilio a otro por el tiempo que disponga el tribunal. En el caso de la custodia compartida sin cambio de vivienda, el niño (a) vive siempre en la misma casa y los padres son los que se trasladan con él cada vez que les corresponda.

Requisitos para ganar la custodia exclusiva

Es importante tener en cuenta factores objetivos y subjetivos a la hora de otorgar la custodia de un menor a uno de los padres. La seguridad y estabilidad del niño (a) constituyen elementos objetivos que el tribunal no puede obviar, aunque también existen otros aspectos más superficiales. Cualquier padre que quiera ganar la custodia exclusiva de su hijo (a) debe considerar los siguientes requisitos:  

  • Lo más conveniente para el niño: un padre que desee obtener la custodia exclusiva de su hijo (a) debe tener una razón muy fuerte para hacerlo y también debe probar que la custodia compartida atenta de alguna manera contra el bienestar del menor.
  • Postura delante del tribunal: si usted quiere ganar la custodia exclusiva de su hijo (a) debe mantener una postura adecuada en la sala del tribunal durante la audiencia de custodia. Es decir, evite las interrupciones innecesarias y las manifestaciones de enojo que solo pueden inclinar la balanza en su contra.
  • Documentación: no olvide llevar todos los documentos relacionados con los asuntos de la custodia al tribunal.
  • Imagen en la corte: escoja un vestuario formal a la hora de presentarse ante el tribunal en la audiencia (s). Lo más adecuado es usar traje preferiblemente oscuro y zapatos de vestir.

Existen obstáculos que pudieran impedir que uno de los dos padres gane la custodia exclusiva de los hijos. Muchos tribunales de familia consideran que es poco conveniente otorgar la custodia exclusiva a uno de los padres, a menos que existan circunstancias atenuantes. Los hechos que más se tienen en cuenta son las evidencias de abuso continuo de drogas, alcohol o violencia doméstica.

Si un padre gana la custodia exclusiva, es muy posible que al otro padre del niño (a) se le otorgue el derecho de visitar al menor. En caso de que ese padre consuma drogas, alcohol o tenga manifestaciones violentas, las visitas pueden ser supervisadas de acuerdo con el régimen de comunicación impuesto por el tribunal o pueden tener otras restricciones.

Para obtener más información sobre cómo ganar la demanda de custodia de sus hijos, converse con un abogado especialista en derecho de familia de su estado o consulte en internet otras referencias sobre cómo obtener la custodia exclusiva de sus hijos.